Nueva herramienta para seguimiento y control metabólico de diabéticos

 La diabetes es una de las enfermedades crónicas más importantes a nivel global no solo por el número de personas que presentan la enfermedad —alrededor de 422 millones—, también por el costo económico que representa para los sistemas de salud.

La diabetes es una enfermedad compleja que se desencadena cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el organismo no puede utilizar con eficacia esta hormona que regula el nivel de azúcar o glucosa en la sangre. En 2016, esta enfermedad fue declarada como emergencia epidemiológica. 

En un contexto nacional, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016 exploró el estado de diversas enfermedades crónicas, entre ellas la diabetes, cuya prevalencia pasó de 9.2 en 2012 a 9.4 por ciento en 2016 en población mexicana mayor de 20 años de edad.

Basados en este problema epidemiológico nacional, una empresa mexicana dedicada al desarrollo de nuevas tecnologías, en colaboración con el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), la Universidad Autónoma de Yucatán y la Universidad Anáhuac, desarrolló una plataforma tecnológica que incorpora dispositivos electrónicos de software, web, aplicaciones móviles para el monitoreo remoto, seguimiento y control metabólico de pacientes con diabetes.

De acuerdo con Antonio Lara, gerente de la empresa desarrolladora, Vitadat es una herramienta tecnológica que propone empoderar a las personas con diabetes sobre su enfermedad; además del automonitoreo constante de los niveles de glicemia, la aplicación incluye un sistema de alertas para vigilar estos niveles. También propone dietas y esquemas de ejercicios personalizados.

Estructurada a través de módulos, la herramienta proporciona al paciente mecanismos para que envíe a un sistema central (plataforma) las lecturas de glucosa en sangre para su análisis, información que permitirá al medico tratante conocer el comportamiento glicémico.

En entrevista Antonio Lara subrayó que el sistema de alerta se activa cuando la glicemia del paciente se encuentra fuera del rango de normalidad. Entre otras cualidades, la herramienta proporciona recordatorios y mensajes para consultas médicas.

De acuerdo con la empresa mexicana, este sistema tiene como objetivo “generar un impacto psicológico en el paciente, y se sienta acompañado de alguien”, por lo que también incluye una Red de Colaboración Privada, una especie de red social donde el paciente convive con su entorno social, familiar y médico.

Planes de nutrición

La herramienta también incluye un módulo con planes de alimentación saludables personalizados. Para ello, investigadores y médicos de la Universidad Autónoma de Yucatán y la Universidad Anáhuac desarrollaron una base de datos de más de 150 platillos con ingredientes de fácil acceso, diseñados para pacientes con diabetes.

“Desafortunadamente muchos de los planes nutrimentales están basados en platillos que no consumimos diariamente, entonces nosotros generamos una lista de platillos que van desde comida típica de la península de Yucatán (sopa de lima, pozole) hasta discada norteña, es decir, platillos que son preparados con ingredientes convenientes para pacientes con diabetes. La plataforma balancea los platillos de acuerdo con la región donde vive el usuario, principalmente por el acceso a los ingredientes de la región. También estuvimos al pendiente de que en su costo de elaboración no excediera los 20 pesos”, resalta Antonio Lara.

Mediante algoritmos diseñados por las instituciones participantes, la plataforma realiza una valoración dietética, antropométrica y bioquímica, de acuerdo con los resultados se genera un plan nutricional que atienda las necedades metabólicas y económicas de la persona con diabetes tipo 2.

“La herramienta calcula sus requerimientos calóricos y balancea esos platillos para poder asignar una dieta personalizada. Lo que buscamos es que con un simple clic el médico de consulta pueda imprimir y dar la dieta el paciente. A veces durante la consulta los pacientes preguntan a su médico sobre qué comer, creemos que esta herramienta podría fortalecer las habilidades del médico tratante”, resaltó Antonio Lara.

La plataforma también analiza la situación del paciente según sus niveles de colesterol, presión arterial, comportamiento de la glucosa, edad, situación farmacológica y con ello generar un rutina de ejercicio personalizada. Adicionalmente, la plataforma analiza la información del paciente para poder generar con él mensajes, contenidos o consejos personalizados para empoderar al paciente en el cuidado de la enfermedad.

“Estamos en un proceso de consolidación y escalamiento comercial de la tecnología. Tenemos una base de datos de mil pacientes aproximadamente y seguimos muy preocupados por seguir innovando, investigando con base en el precepto de la medicina personalizada y es ahí donde hemos tenido una vinculación muy fuerte.

Información genética

El Inmegen analiza información genética que pueda ayudar al médico a tomar decisiones en el tratamiento farmacológico, o bien en la planificación de una dieta personalizada para personas con diabetes con base en su información genética. A través de un estudio piloto que incluyó 100 pacientes con diabetes mellitus tipo 2 de ascendencia maya, se estudiaron 22 genes que en estudios internacionales han sido asociados con la respuesta a diferentes nutrimentos.

“Pensando que la información genética puede ayudar a un médico a tomar decisiones; se sabe que hay variantes genéticas que tienen implicaciones muy claras en el metabolismo y en la respuesta a la dieta. La población maya es poco estudiada genéticamente; encontramos variantes que son aparentemente propias de la población maya que no están reportadas en ninguna base de datos. Son relativamente frecuentes en genes que se han asociado a la respuesta de dieta”, explicó la doctora María Teresa Villarreal Molina, investigadora del Inmegen.

Por ahora, el grupo de investigación pretende extender la muestra de la población maya, para corroborar los resultados que se han obtenido. De acuerdo con la doctora en ciencias, la información genética de este estudio podrá incorporarse a la plataforma Vitadat.

“De la mano del Inmegen creemos que en un medio plazo podamos tener una herramienta en la presencia de estas variantes, la tecnología podría asignar dietas personalizadas también basadas en la información genética”, concluyó Antonio Lara.

 

Via Conacyt 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *