IMSS investiga biomarcadores para lesiones gástricas

Para simplificar el diagnóstico de lesiones gástricas, la División de Genética del Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del IMSS en Jalisco realiza una investigación a fin de establecer biomarcadores que puedan confirmar o descartar la presencia de estas patologías.

“Actualmente se realiza el diagnostico por endoscopía; sin embargo, es un estudio invasivo, se requiere introducir una cámara por un tubo a través de la boca, para apreciar el aparato digestivo”, explicó la autora de dicho trabajo de investigación, Josefina Yoali Sánchez López.

Explicó que empleando biomarcadores como los pepsinógenos y la gastrina, se buscará realizar un diagnóstico más simplificado estableciendo una guía para clasificar el riesgo de cáncer gástrico tanto difuso como intestinal.

“Vamos a basarnos en resultados de histopatología de cada paciente, y en los biomarcadores, y a clasificar el riesgo dependiendo de los niveles que obtengamos”, señaló la investigadora del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Añadió que se busca con este nuevo estudio identificar la prevalencia de la bacteria Helicobater Pilory entre la población del IMSS, la cual está asociada al desarrollo de gastritis atrófica, padecimiento que puede llegar a ser precursor de cáncer gástrico.

Detalló que la muestra de pacientes se integrará con niños del Hospital de Pediatría, y con adultos de otros Hospitales del IMSS, entre ellos el de Especialidades, que acudan al servicio de endoscopías y que acepten ser integrados al estudio.

“Se pretende saber la frecuencia y el tipo de lesiones gástricas y de la presencia de la bacteria Helicobacter pilory en estas poblaciones”, precisó.

Dio a conocer que se tomarán muestras de sangre periférica, a fin de extraer plasma y suero que permitan el análisis de los biomarcadores antes mencionados.

Recordó que la División de Genética, ha estudiado por más de 11 años consecutivos, la línea del cáncer gástrico, y de hecho se han publicado varios artículos en referencia a esto, tanto a nivel nacional como internacional.

En una de estas publicaciones se pudo determinar ciertos factores de riesgo para el desarrollo del cáncer gástrico difuso. “En una de las muestras de pacientes que realizamos, pudimos establecer un riesgo incrementado en el consumo de carne de cerdo del 3.4, en tanto que para el factor del tabaquismo encontramos un riesgo de 4.7 de asociación, y el consumo de vegetales y frutas como un factor protector”, dijo.

Vía Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *