¿Qué es la cirugía robótica?

Cirugía Robótica

La cirugía robótica es un método para llevar a cabo una cirugía mediante el uso de pequeñas herramientas que van unidas a un brazo robótico, mismo que es controlado por un cirujano mediante una computadora.

La cirugía robótica ha introducido numerosas innovaciones en el campo de la cirugía mínimamente invasiva que han permitido aumentar las habilidades y la precisión del cirujano.

¿Para qué cirugías o especialidades se recomienda?

Los primeros intentos para asentar en el mercado al sistema de cirugía asistida con robot estuvieron relacionados con la cirugía cardíaca y fundamentalmente orientados a la realización de los by-pass coronarios, no encontrando grandes ventajas en este procedimiento.

Su desarrollo en urología dada la dificultad técnica que conlleva la realización de las anastomosis durante la prostatectomía radical promovió la utilización de esta herramienta. Posteriormente, y de manera progresiva, esta plataforma robótica se ha ido utilizando en otros campos tales como la cirugía general o la ginecología.

Actualmente se opera con el sistema asistido por robot en las siguientes especialidades médicas :

  • Urología.
  • Ginecología.
  • Cirugía cardiovascular.
  • Cirugía toracíca.
  • Cirugía general.
  • Pediatría.

Evolución.

Realmente, los orígenes de la cirugía robótica no están vinculados al concepto de aumento de seguridad del paciente, sino asociado al concepto de seguridad del cirujano.

Un proyecto de colaboración entre la NASA y el Stanford Research Institute (SRI) resultó en el desarrollo de un concepto de telemanipulación de instrumental quirúrgico a distancia. Intuitive Surgical Inc. comercializó el prototipo. 

Computer Motion Inc. lanzó al mercado un brazo robótico controlado por la voz, conocido como Easop®, desarrollado para realizar el control de la cámara y la óptica durante el procedemiento quirúrgico sin tener que depender de movimientos erróneos, sistema que fue aprobado por la FDA en 1994.

Computer Motion Inc. añadió a su prototipo inicial el desarrollo de un telemanipulador robótico conocido como Zeus, que consistía en un sistema de cirugía remota “maestro-esclavo” con tres brazos.

Este tema fue adquirido por su competidor en el mercado, lo que permitió el desarrollo de plataformas que se utilizan en nuestros días a partir de 1998.

Ventajas quirúrgicas.

  • La curva de aprendizaje tiende a ser más corta con tecnología robótica que con la laparoscopia convencional
  • Los tiempos operatorios tienden a ser similares a la cirugía laparoscópica convencional o incluso más breves.
  • La fatiga visual y postural es mucho más temprana durante la cirugía laparoscópica respecto de la cirugía robótica.
  • La incidencia de fuga anastomótica es menor en las realizadas manualmente con el robot respecto las realizadas con grapadora mecánica en laparoscopia.
  • También se ha descrito una menor tasa de conversión a cirugía abierta con la técnica robótica en comparación con la laparoscopia convencional
  • Existen factores indirectos que habría que tener en cuenta en términos económicos: la reincorporación laboral temprana y la calidad de vida de los pacientes a medio y largo plazo.

Riesgos

Durante un procedimiento laparoscópico se puede cambiar la posición del paciente para conseguir una mejor visualización del campo quirúrgico. Por el contrario, en la cirugía robótica una vez el carro está acoplado los cambios posturales obligan a desacoplar el robot, lo cual consume tiempo y puede ser frustrante.

La falta de sensibilidad táctil se sustituye mediante el feedback visual. La magnificación de la visión permitirá el control de las distintas maniobras quirúrgicas, pero es de vital importancia que en todo momento se obtenga una excelente exposición con los instrumentos siempre a la vista.

El cirujano de campo ha de estar entrenado en la extracción e inserción de los instrumentos para evitar daños tisulares inadvertidos, siendo conveniente minimizar los cambios de instrumental durante el procedimiento para aumentar la eficiencia de la cirugía.

La plataforma robótica constantemente realiza análisis de control interno y seguimiento para la detección de fallos del sistema o mecánicos. Cualquier error será comunicado al equipo quirúrgico a través de alarmas visuales o acústicas para su solución. El porcentaje de fallos menores publicados en series de casos en cirugía general se sitúa alrededor del 3,5-4,5%, sin apenas repercusión clínica.

¿Qué formación y acreditación requiere un cirujano para manejar un robot?

  • Conocimiento del robot y desarrollo de destreza.
  • Aprendizaje a partir de otros cirujanos ya formados.
  • 4 fases de formación:
    • Fases 1 y 2. Conocimiento del sistema y sus aplicaciones. Sesiones de formación práctica en centros acreditados.
    • Fase 3. Acompañamiento por parte de cirujanos robóticos experimentados durante los primeros casos.
    • Fase 4. Formación específica en centros que existen en todo el mundo, con el fin de facilitar la progresión a nuevos procedimientos.

¿Qué condiciones de organización e infraestructura debe tener el hospital para incluir un Robot?

La formación debe implicar a todos: cirujanos, anestesiólogos, enfermeras y todo el personal del quirófano. En realidad, no solo del quirófano. La introducción de la cirugía robótica en un centro hospitalario es un hecho que repercute en la institución a todos los niveles.

 

En Escala Biomédica somos expertos en la Gestión de Tecnología.

 

 

Referencias:

Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU.https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/007339.html
Monografías de la Asociación Española de Cirujanos. Cirugía Robótica/ Arán Ediciones, S.L, 2015/Cirugía robótica e innovación/Moreno Sanz, Carlos
Monografías de la Asociación Española de Cirujanos. Cirugía Robótica/  Arán Ediciones, S.L, 2015/Desarrollo de la cirugía robótica y las plataformas actuales/S Morales-Conde
Monografías de la Asociación Española de Cirujanos. Cirugía Robótica/ Arán Ediciones, S.L, 2015/Coste y eficiencia de la cirugía robótica/C Vaz, A Bueno Delgado.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *